Dictadura orteguista reconoce por primera vez la existencia de presos políticos en carta enviada a la OEA. Foto: Cortesía/END
Dictadura orteguista reconoce por primera vez la existencia de presos políticos en carta enviada a la OEA. Foto: Cortesía/END
2955
0

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua envió, el 20 de marzo, una carta a Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que «agradecen la respuesta positiva a la solicitud del Gobierno de Nicaragua apoyada por la delegación de la Alianza Cívica para designar un testigo y acompañante internacional de la Secretaria General de la OEA en la mesa de negociación».

Desde el 11 de marzo, el representante especial de la OEA, Luis Ángel Rosadilla, está en Nicaragua analizando la situación en el país y siguiendo de cerca las conversaciones que se desarrollan entre los voceros de la dictadura orteguista y los representantes de la Alianza Cívica.

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo por primera vez reconoce la existencia de presos políticos en Nicaragua, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La administración orteguista además se comprometió a liberar a todos los ciudadanos que han sido detenidos desde que iniciaron las protestas en abril de 2018.

«En relación con la excarcelación de los presos. Este es un tema que forma parte de los puntos de agenda de la mesa de negociación (…) El Gobierno se ha propuesto concluir con la excarcelación de los presos, incluyendo la liberación de todas las personas que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha identificado como presos políticos, en el marco de la negociación, en un plazo máximo de 90 días», indica la carta firmada por el canciller Denis Moncada.

La tarde del 20 de marzo, representantes de la Alianza Cívica indicaron que los presos políticos serían liberados antes de esos 90 días y que hoy se reanudarían las negociaciones en el INCAE.