Foto: La Prensa.
Foto: La Prensa.
226
0

Una encuesta realizada por la firma CID Gallup Latinoamérica y publicada en El Nuevo Diario, asegura que solo el 14% de los consultados ven que la situación económica de sus hogares está “mucho mejor” que hace dos meses, pero el 46 % calificó al país en un escenario económico “mucho peor o peor” que hace un año.

Según El Nuevo Diario, el estudio se llevó a cabo entre el 4 y 10 enero y contó con la participación de 1,189 hogares nicaragüenses. Sin embargo, a inicios del 2018, la encuesta detalló que el 38% de los parcipantes consideraban que estaban “mucho mejor o mejor”.  

La crisis sociopolítica, humanitaria y económica de Nicaragua ha provocado que miles de familias tomen la difícil situación de exiliarse, ya sea por las amenazas del régimen o por el desempleo.

Noticia relacionada: Trump amenaza con expulsar a varios países de Centroamérica del CAFTA

En la misma encuesta se muestra que estos problemas han incrementado el deseo de migrar de los nicaragüenses  de los cuales la mayoría son profesionales, detallando que el 50% de los consultados está dispuesto a emigrar y el 49% no se iría. Se les preguntó que si han pensado en emigrar y la repuesta de los ciudadanos fue el 35% sí y el 64% no.

Foto: El Nuevo Diario.
Foto: El Nuevo Diario.

La encuesta arroja que los países hacia donde los nicaragüenses quieren emigrar, en primer lugar figura Costa Rica, con el 24%; Panamá, el 22%; Estados Unidos, el 19%; España, el 15% y Canadá, el 3%.

En el caso de no cubrir las necesidades básicas del hogar el 32% se mostró preocupado, principalmente los que viven en Managua y que no tienen preferencias partidarias.

Noticia relacionada: Empresarios nicaragüenses desarrollan propuestas para acercarse al Gobierno de Ortega

Los empresarios nacionales consideran que este sondeo revela que el país va hacia el abispo económico, por la intransigencia del régimen de no tomar en cuenta las sugerencias de los organismos internacionales de derechos humanos y por el contrario, haberse empecinado en mantener la represión, sembrar el terror, armar a grupos paramilitares para asesinar a manifestantes y adoptar una “actitud infantil” frente a la tragedia en la que han sumido al país.