1016
0

A raíz del reciente comunicado del Departamento de Tesoro de Estados Unidos, sobre la sanciones contra el comisionado Ramón Avellán, subdirector de la Policía orteguista; Roberto López, director del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), y Lumberto Campbell, presidente en funciones del Consejo Supremo Electoral (CSE); analistas políticos, abogados y líderes políticos señalan que estas acciones golpean al círculo de Daniel Ortega utilizado para reprimir y cometer corrupción con el dinero del pueblo.

La exguerrillera y miembro del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Dora María Téllez, detalló que el mensaje de Estados Unidos es claro porque sigue castigando a la Policía para exigir la renovación de la institución que ha sido el órgano represor de la dictadura.

En el caso de López, “se sigue golpeando el círculo del dinero de los Ortega-Murillo. El INSS como se sabe ha sido una gran caja donde los Ortega-Murillo han metido y sacado dinero lavado. Además, han utilizado la plataforma del INSS para un entramado de negocios con medicamentos, con inmuebles y bienes raíces donde está comprometido el capital de los Ortega-Murillo. El mensaje sigue siendo claro, Estados Unidos seguirá tocando al grupo económico de Daniel Ortega”.

Por su parte, el exembajador Bosco Matamoros aseguró que las sanciones contra los colaboradores del Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo están aislando más al país y se van “convirtiendo en una sociedad donde el Estado está disminuyendo su capacidad de funcionar a consecuencia de estas sanciones”.

Manifestó que se necesita una respuesta urgente a la crisis del país donde estén involucrados todos los actores políticos. Explicó que el futuro de Nicaragua es incierto, porque se observa que la situación se está agravando por la manera de operar del Estado, que tiene repercusiones en el ámbito económico y en otros sectores.

“Sanciones fueron atinadas”

El abogado José Antonio López, miembro de los Abogados Defensores del Pueblo, recalcó que las sanciones contra estos funcionarios fueron atinadas por los actos de corrupción en las instituciones y por el apoyo a las acciones violentas y represivas contra los ciudadanos.

“Enhorabuena el Departamento de Estado sanciona a estas personas que por justa causa han tenido que ver en todo este contexto que se ha desarrollado en Nicaragua. En relación al INSS creo que ahí chorrea sangre porque se está jugando con el dinero de los pensionados”.

De igual manera, la congresista Ileana Ros-Lehtinen aplaudió la decisión de sancionar “a 3 más de los títeres de Ortega” y pide que la lista debe incluir a llos “asesinos y corrputos” del régimen que han secuestrado la libertad de Nicaragua.

La lista se servidores públicos cómplices de la dictadura continúa creciendo, durante el 2018 e inicios de 2019, se sancionaron a alrededor de 11 ciudadanos, entre ellos la vicepresidenta, primera dama, encargada de comunicaciones Rosario Murillo.

 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − dos =