Pensionados, remesas y ahorrantes, entre los principales afectados con el deslizamiento del córdoba. Foto: END
5130
0

El deslizamiento del córdoba frente al dólar, que pasa de un cinco por ciento anual a un tres por ciento, causará que los pensionados, los ciudadanos que tienen cuentas de ahorro y quienes reciben remesas tengan menos pesos a partir del 1 de noviembre de 2019.

Según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), los ciudadanos recibirán menos córdobas por cada dólar de las remesas. “El tipo de cambio será menor, no va a crecer tanto como hubiese crecido al  cinco por ciento. Hay una deducción en término de lo que recibís en córdobas de remesas”.

En el caso de los pensionados van a tener un efecto de “revalorización” a final de año, lo que significa que “la pensión es igual a la tasa de deslizamiento; entonces los pensionados que antes veían un ajuste del cinco por ciento, ahora van a ver un ajuste del tres por ciento. Sus pensiones son en córdobas”.

Daniel Ortega sangra a trabajadores y pensionados con reforma al Seguro Social. Foto: La Voz del sandinismo

Efectos en los hogares

Funides aseguró que los precios en Nicaragua están unidos al tipo de cambio del dólar, lo que influye en los costos nacionales; por lo tanto para analizar dicha situación se deben de tomar en cuenta dos variables: los ingresos de los hogares y los precios de los bienes y servicios que adquieren.

“Si los ingresos aumentan 10% y los precios también aumentan 10%, entonces en el neto no pasó nada; ese hogar no mejoró ni empeoró su poder adquisitivo porque seguirá recibiendo que adquiría antes”. Igualmente, resaltaron que este ajuste tendrá efectos similares en la inflación del país, lo que garantizará que los precios no se aumenten tanto como cuando tenía una tasa del cinco por ciento.

Puede provocar desanimo en la producción 

Otro de los rubros perjudicados con el deslizamiento del córdoba es el sector productor. El economista Alfonso Barquero, desde su cuenta oficial de Facebook, manifestó que la intención del orteguismo “es ayudar a sus empresas relacionadas que son grandes importadoras. Dado que los importadores serán los ganadores, y que los funcionarios del Gobierno tienen pocas empresas productoras y más bien poco a poco han ido controlando las importaciones del país, está claro que les generará muchos millones en ganancias y en sus negocios de comercialización”.

Funides refleja en esta gráfica lo que representará el ajuste en términos de ahorro

“Los exportadores a su vez pierden competitividad con respecto a productores de otros países dado que la moneda local está sobrevalorada. Ellos recibirán córdobas los cuales estarán más caros ficticiamente a lo que deberían estar y por consiguiente los productos que ellos exportan lucirán más caros a los importadores extranjeros”.

Barquero destacó que los resultados de esta imposición se verán en corto plazo, “por medidas que no son sustentadas por la economía real, pero en el largo plazo la economía nos hará pagar la cuenta a todos”.

También explicó que “ningún país se desarrolla beneficiando a los importadores y perjudicando con dicha medida a su sector productor. Cuando haces esto, desanimas la producción, menos producción significa menos puestos de trabajos, menos comercio local, menos dinero circulante, menos impuestos y muchas cosas más negativas”.

Exportaciones en Nicaragua. Foto: 19 Digital

Beneficios para el Gobierno

El deslizamiento anunciado por le Banco Central de Nicaragua (BCN) beneficiará principalmente al dictador Daniel Ortega porque, según los economistas, estos pagarán menos por servicio de deuda interna o externa.

“El Gobierno paga su deuda en dólares (si es deuda externa) o en córdobas con mantenimiento de valor para la deuda interna. Entonces, un tipo de cambio que crezca menos (que es lo que va a pasar ahorita) también implica un tipo de cambio menor que el que hubiese sido con el cinco por ciento; por lo tanto, los pagos de servicios de deudas, que son los intereses más los principales, se vuelven a dólares con un tipo de cambio más bajo, y eso, obviamente implica un menor pago. El efecto general por parte del gobierno va a ser positivo”, detalló Barquero.